Guía para principiantes

En esta guía explicamos todos los conceptos básicos que necesitas conocer, así como información de utilidad para escoger el tensiómetro digital que mejor se adapte a tus necesidades.

Si padeces hipertensión es necesario contar con un buen esfigmomanómetro en casa que permita comprobar tus mediciones de forma regular.

Para bajar la tensión arterial puedes llevar una dieta DASH o seguir estos consejos.

Tener una tensión arterial alta puede desencadenar una serie de riesgos.

Tener la tensión baja tampoco es bueno, puede provocarte mareos y debilidad.

Si es tu caso puedes seguir estos consejos para subir tu tensión, ya que tenerla baja puede desencadenar una serie de riesgos.

Los valores promedio de la tensión varían según la edad. Conforme más mayores nos hacemos, más altos serán estos valores.

Debes saber que los tensiómetros arrojan tres tipos de mediciones distintas.

La tensión sistólica, diastólica y el pulso.

La presión sistólica y diastólica presentan una serie de diferencias que es necesario que conozcas.

En nuestra web hemos recomendado el mejor tensiómetro, pero dependerá de tus necesidades. Para ello puedes seguir esta guía.

El más caro se sitúa alrededor de los 1.000 euros, mientras que el más barato lo encuentras en internet por unos 20 euros.

Este dispositivo se inventó en el siglo XIX.

Si quieres medir tu tensión es necesario que sigas estos consejos para que lo realices de forma correcta.

Entre las marcas más destacadas encontramos Omron y Medisana.

Existen modelos tanto de brazo como de muñeca, siendo más precisos los primeros.

Las personas mayores necesitan un modelo que sea sencillo de usar, con los números bien grandes.