Tensión alta en el embarazo

Tener la tensión alta durante el embarazo supone un riesgo que, en ocasiones, puede provocar un adelanto en el parto; aunque lo más normal es que la madre solo tenga que guardar reposo.

Entendemos por tensión alta aquella cuyos valores están por encima de lo normal.

Consideramos unos valores normales 120/80 mm Hg.

A partir de 140/90 mm Hg podemos considerar la tensión alta en el embarazo como un factor de riesgo.

Síntomas de tener la tensión alta durante el embarazo

Los síntomas de tener la tensión alta durante el embarazo pueden variar en gran medida de una madre a otra, sin embargo podemos destacar:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio y desgana
  • Dificultad en la visión
  • Ganas de vomitar

La madre puede haber tenido la tensión alta antes del embarazo o padecerla durante el mismo.

Si la tensión de la madre aumenta únicamente durante el embarazo se conoce como hipertensión gestacional.

Consecuencias

Si la embarazada tiene la presión alta puede llegar a producir una insuficiencia renal y provocar una falta de nutrientes y oxígeno al feto.

También puede ser un indicativo de preeclampsia.

La preeclampsia supone un funcionamiento incorrecto de la placenta, pudiendo llegar a afectar al correcto desarrollo del feto. En la actualidad no se conoce una forma de prevenirla.

Indicadores para saber si vas a sufrir hipertensión gestacional

La tensión alta durante el embarazo no es muy común, padeciéndola aproximadamente en 5% de las embarazadas.

Estos factores pueden aumentar tus posibilidades de sufrirla:

  • Madres primerizas
  • Personas obesas o con exceso de peso
  • Tener más de 30 años
  • Tener en la familia casos de hipertensión gestacional o preeclampsia

¿Cómo se trata?

La primera recomendación médica para bajar la tensión en el embarazo será reducir el consumo de sal en las comidas.

Realizar una dieta saludable, rica en nutrientes y practicar ejercicio moderado al menos 3 veces por semana ayudará a controlar tu presión arterial.

En algunos casos la recomendación médica será que la madre guarde reposo.

¿Cómo detectarlo?

Comprobar si tienes la tensión alta es muy sencillo. Puedes hacerlo en tu propia casa con un tensiómetro.

Toma tu tensión preferiblemente en el brazo con frecuencia para detectar una posible subida de la presión.

Recomendamos medir tu tensión al menos 1 vez por semana durante el embarazo.

¿Afecta al parto?

Los hijos de mujeres que han presentado tensión alta durante el embarazo son más propensos a tener un menor peso y una tensión arterial más alta que los niños cuyas madres tuvieron la tensión normal.

En determinados casos los especialistas han recomendado adelantar el parto para que no afecte de forma negativa al bebé.

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *