Tensión Arterial Baja o Hipotensión

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias.

Cuando esta presión es más baja de lo normal hablamos de tensión arterial baja o hipotensión.

Los valores normales se sitúan entre los 90/60 mm HG y 120/80 mm Hg.

Al situarse por debajo de estos valores nuestros órganos no están recibiendo la suficiente sangre.

Pueden provocarse daños en el corazón, cerebro y otros órganos de nuestro cuerpo.

Causas de la tensión baja

Las cusas que provocan una bajada de tensión dependen de las personas e intervienen una gran cantidad de factores.

Mientras que a una persona  una bajada de 20 mm Hg no le afecta, para otra puede ocasionar graves problemas para otra.

Entre las causas más comunes destacan:

  • Ciertos medicamentos (ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos, medicamentos para el corazón…)
  • El alcohol
  • Productos diuréticos
  • lesión nerviosa producida por la diabetes
  • Deshidratación producida por falta de líquidos
  • Arritmias (alteraciones del ritmo cardíaco)
  • Insuficiencia cardíaca

Una hipotensión grave puede ser debida a un shock (pérdida súbita de sangre), a un ataque al corazón o una reacción alérgica.

Se produce una hipotensión ortostática al realizar un cambio súbito en la posición del cuerpo. Por norma general no dura más de unos minutos.

Se denomina hipotensión ortostática posprandial si sucede después de comer.

Síntomas

Los síntomas de una tensión arterial baja son:

  • Desmayos
  • Mareos
  • Confusión
  • Visión borrosa
  • Nauseas
  • Somnolencia
  • Debilidad

¿Es necesario algún tratamiento?

Si sufres bajadas de tensión esporádicas y tus síntomas no son extremos no es necesario ningún tratamiento.

En caso de padecerlo con frecuencia puede que sea necesario un tratamiento realizado por tu médico de cabecera teniendo en cuenta los síntomas y causas.

Cuando sufras una caída de tensión arterial siéntate o túmbate lo más rápido posible y levanta los pies por encima del nivel del corazón.

Si sufres una bajada de tensión puedes tomar los siguientes alimentos para subir la tensión arterial.

¿Cuáles son los peligros de una tensión baja?

Aunque es cierto que en la mayoría de los casos las bajadas de tensión no esconden enfermedades mayores, esto puede ser así.

Cuando se produce una hipotensión los órganos principales no reciben suficiente oxígeno (que es transportado por la sangre).

Debido a esto, pueden provocarse daños en el cerebro, corazón y otros órganos de nuestro organismo.

Una caída de la tensión arterial brusca puede provocar un desmayo inmediato, con la consiguiente caída al suelo de la persona que lo sufre.

Estos casos son muy peligrosos, no por la bajada de tensión en sí, sino por los posibles daños que provoca la caída al suelo.

Al ser una caída no controlada pueden producirse lesiones y daños en la columna vertebral.

La mayoría de los casos no necesitan de un tratamiento ya que no generan ningún problema mayor.

En caso de producirse caídas de la tensión de forma continua, o perdurar los síntomas en el tiempo, acude a tu médico de cabecera.

¿Qué es la hipotensión?

La hipotensión es una condición anormal en la salud de una persona en la que su presión sanguínea está muy por debajo de lo normal.

Una presión arterial baja es muy peligrosa y puede provocar nauseas, mareos y desmayos.

Al tener la tensión arterial demasiado baja, no llega la suficiente sangre a todos los órganos del cuerpo.

Sin embargo, los valores de hipotensión variarán de una persona a otra. Lo que para alguien puede ser una tensión normal, para otra persona puede ser muy baja.

Es muy recomendable el uso de un tensiómetro digital para controlar tu tensión de forma periódica e identificar posibles variaciones.

Podemos considerar una presión sanguínea normal 120/80 mm Hg. Los deportistas de alto rendimiento, cuyo sistema cardiovascular está entrenado, suelen presentar una presión sanguínea más baja.

Una bajada de solo 20 mm Hg puede suponer un grave problema para determinadas personas.

tensión arterial

¿Cuáles son sus causas?

Entre las causas que pueden provocar hipotensión destacan:

  • Tomar ciertos antidepresivos y medicamentos
  • Arritmias
  • Deshidratación
  • Diabetes
  • Tomar sustancias diuréticas
  • Trastornos alimenticios

Otra causa común se debe a un cambio repentino en la posición del cuerpo, conocido como hipotensión ortostática (más adelante ampliamos la explicación).

Una hipotensión grave puede ser provocada por una gran pérdida de sangre, una reacción alérgica fuerte, un ataque al corazón o incluso una infección.

síntomas hipotensión

Síntomas de la hipotensión

Al sufrir una presión arterial demasiado baja podemos experimentar los siguientes síntomas:

  • Vértigos
  • Mareos
  • Desmayo
  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio y sentirse más débil
  • Dificultades en la visión
  • Sensación de sueño
  • Dificultad para respirar

Consecuencias

Las consecuencias derivadas de sufrir un episodio de hipotensión arterial pueden suponer lesiones en:

  • Corazón
  • Riñones
  • Arterias
  • Sistema nervioso central

Tratamiento

Si tu tensión arterial ha bajado súbitamente y sufres hipotensión debes evitar por todos los medios permanecer de pie.

La mejor opción es recostarte hasta que los síntomas desaparezcan por completo. El tiempo que tardarán en desaparecer dichos síntomas dependerá de cada persona y la caída de la tensión, pero al menos se recomienda tumbarse 15 minutos.

Si por algún motivo no puedes recostarte, debes sentarte, pero nunca quedarte de pie.

Para subir la tensión se recomienda aumentar la cantidad de sal que se toma en la dieta y beber más líquidos no alcohólicos como por ejemplo el café o té.

Si sufres episodios de hipotensión de forma periódica es muy recomendable que acudas a tu médico de cabecera, ya que puede recetarte algún tratamiento como por ejemplo flucortisona.

corazón y vasos sanguineos

Tipos de hipotensión

Hipotensión ortostática

La hipotensión ortostática se produce a partir de un cambio rápido en la postura del cuerpo como levantarse de golpe de una silla o de la cama. También se conoce con el nombre de hipotensión postural.

Esta caída de la presión arterial también puede producirse cuando una persona está de pie durante un tiempo muy prologando. La sangre se acumula en mayor cantidad en las piernas, impidiendo que regrese con normalidad al corazón y se reparta de nuevo a todos los órganos vitales.

Si el flujo sanguíneo que llega al cerebro es insuficiente la persona puede llegar a desmayarse.

Podemos hablar de hipotensión ortostática cuando la presión sanguínea cae más de 20 mm Hg o la presión sistólica disminuye por debajo de 90 mm Hg y la diastólica por debajo de 60 mm Hg.

En esta situación, el cuerpo no puede regular la presión arterial y restablecer los valores normales rápidamente.

Hipotensión ortostática posprandial

Hablamos de hipotensión ortostática propandial cuando sucede después de comer. Ocurre con mayor frecuencia a las personas mayores, a personas que padecen de hipertensión y a personas con Parkinson.

Hipotensión mediada neuralmente

Se produce al estar durante mucho tiempo de pie, y puede provocar mareos y desmayos.

Provoca una descoordinación entre las conexiones neuronales del cerebro y la frecuencia de bombeo del corazón.

Afecta en mayor medida a personas jóvenes y niños.

Hipotensión grave

En esta situación el cerebro sufre una falta de oxígeno debido a una gran pérdida de sangre.

Valores de Hipotensión

Se considera que una persona es hipotensa si presenta una tensión arterial por debajo de 100/60 mm Hg en caso de mujeres y 110/70 mm Hg en caso de hombres.

En este enlace encontrarás una tabla con los valores de presión arterial normal según la edad.

¿Cómo puedo subir la tensión arterial?

Entre los consejos más recomendados para subir la tensión destacan:

  • Tomar alimentos dulces
  • Tomar café
  • Recostarse o tumbarse
  • Tomar más bebidas no alcohólicas

En este artículo encontrarás más consejos para subir la tensión: Sube la tensión arterial con estos 9 consejos médicos

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *