Comprar Tensiómetro Digital

En el mercado existe una amplia variedad de marcas y tipos de tensiómetros. Antes de decidirte a comprar un tensiómetro digital, te recomendamos leer la siguiente comparativa. En ella recopilamos toda la información que necesitas saber para acertar con tu compra.

Todos los modelos que verás en esta web han sido validados y homologados clínicamente, asegurando que miden fielmente la tensión arterial.

A continuación encontrarás un análisis de los mejores tensiómetros del mercado, con sus características,  sus puntos fuertes y puntos débiles, consejos, y una guía para ayudarte a escoger el que más se adapte a tus necesidades.

Tensiómetros más vendidos

Imagen
RECOMENDAMOS
OMRON M3 - Tensiómetro de brazo digital con detección del pulso arrítmico,...
Beurer BM 44 - Tensiómetro de brazo, indicador OMS, fácil funcionamiento 1...
Medisana BU 510 51160 Monitor de Presión Arterial del Brazo Superior,...
Tensiómetro
Omron M3
Beurer BM44
Medisana BU510
Memoria
2 personas
1 persona
2 personas
Registros
100 registros
1 registro
90 registros
Brazalete
22 a 42 cm
22 a 30 cm
22 a 36 cm
Garantía
3 años
2 años
3 años
Validado y Homologado
Valoración
RECOMENDAMOS
Imagen
OMRON M3 - Tensiómetro de brazo digital con detección del pulso arrítmico,...
Tensiómetro
Omron M3
Memoria
2 personas
Registros
100 registros
Brazalete
22 a 42 cm
Garantía
3 años
Validado y Homologado
Valoración
Imagen
Beurer BM 44 - Tensiómetro de brazo, indicador OMS, fácil funcionamiento 1...
Tensiómetro
Beurer BM44
Memoria
1 persona
Registros
1 registro
Brazalete
22 a 30 cm
Garantía
2 años
Validado y Homologado
Valoración
Imagen
Medisana BU 510 51160 Monitor de Presión Arterial del Brazo Superior,...
Tensiómetro
Medisana BU510
Memoria
2 personas
Registros
90 registros
Brazalete
22 a 36 cm
Garantía
3 años
Validado y Homologado
Valoración

Todas las marcas

Tipos de Tensiómetros

¿Cuál escoger? Guía de compra

Antes de comprar un tensiómetro, asegúrate que este ha sido validado y homologado. La comercialización de modelos que no hayan pasado estas pruebas clínicas no están autorizados para comercializarse.

Los tiempos en los que se empleaban los tensiómetros de mercurio quedaron atrás. Ahora se utilizan los digitales. Podemos diferenciar principalemente dos tipos:

  • Tensiómetros de brazo
  • Tensiómetros de muñeca

Los tensiómetros de brazo son los que utilizan en consultas médicas, farmacias y la mayoría de los hogares. Estos son más precisos que los modelos de muñeca ya los vasos sanguíneos de la zona son de mayor grosor y están más cerca del corazón.

Por el contrario, los tensiómetros de muñeca no son tan fiables, pero permiten un cómodo transporte del dispositivo, haciendo realmente sencillo tomar mediciones de la tensión arterial en cualquier lugar.

Por norma general recomendamos comprar un tensiómetro de brazo, sobre todo a personas con sobrepreso o con brazos anchos.

Existen  tensiómetros especiales para personas mayores con un uso extremadamente sencillo y más resistentes a posibles caídas.

Tensiómetros Homologados y Validados

Los tensiómetros que salen al mercado deben cumplir con una serie de especificaciones técnicas para ser homologados y validados antes de comenzar su comercialización.

Estas especificaciones las han establecido la Asociación para el Avance de los Instrumentos Médicos (AAIM) y la Sociedad Europea de la Hipertensión (ESH). Las exigencias han ido cambiando a lo largo del tiempo desde 1987.

El protocolo que deben seguir todos los instrumentos para ser validados está escrito en la norma DIN EN 540.

Otras instituciones que realizan pruebas y homologaciones a los modelos de tensiómetros son la Sociedad Española de HipertensiónBritish and Irish Hypertension Society

Si un tensiómetro está homologado y validado (todos los que analizamos en esta web lo están) indica que mide fielmente la tensión arterial.

De Mercurio

Es el segundo tipo de tensiómetro que se inventó. El primero fue el de agua.

Ya no se usan porque el mercurio es contaminante, además de ser impreciso.

Para que su medición sea precisa se recomienda que el aparato esté apoyado sobre una superficie completamente horizontal o colgado.

Tensiometro de mercurio

Consta de un tubo vertical de cristal que contiene el mercurio. Este tubo está conectado a través de un tubito de plástico al mecanismo de inflado con el que se controla la presión.

En el tubo hay una escala medidora que comprende desde los 0 hasta los 300 mm/Hg (milímetros de mercurio).

Analógico

Con un mecanismo similar al anterior (en un extremo se encuentra la pera que mediante un tubito se une a una esfera graduada). Es un mecanismo de resorte que comienza a funcionar a partir de una presión determinada.

Tensiómetro Analógico

Hasta hace una década se utilizaban a diario para medir la presión arterial, pero debido a su falta de precisión están en desuso. Son muy sensibles a los cambios de temperatura y humedad, por lo que se recomienda calibrarlos al menos dos veces al año.

Digital

También conocidos como tensiómetros automáticos.

Este aparato analiza la onda de nuestro pulso para dar una medición muy precisa.

Generalmente el mecanismo de inflado es automático y han llegado a evolucionar tanto que determinados modelos puedes conectarlos a tu ordenador para llevar un control de todas tus mediciones.

Estos dispositivos son muy fiables a la hora de medir el pulso debido a su gran precisión.

A su vez podemos encontrar tensiómetros digitales de brazo y de muñeca.

De Muñeca

Persona con tensiometro de muñeca

No es habitual encontrar este tipo de tensiómetros en los hogares ya que son menos fiables y son más propensos a dar fallos debido a su reducido tamaño.

Una alternativa a este dispositivo es un reloj tensiómetro fiable, cuyo peso es menor a 50 gramos.

De Brazo

Son los más empleados, tanto en casas de los particulares como a nivel clínico ya que su eficacia es mayor.

Mujer tomando sus pulsaciones con tensiometro de brazo

 

Cuanto más cerca se mida la presión arterial del corazón, más fiables serán estos resultados, ya que pueden producirse fluctuaciones debido a la vasoconstricción. Además, las venas son mucho más pequeñas en la muñeca que en el brazo, por lo que obtendremos una mejor lectura cuando mayor grosor tenga el vaso sanguíneo.

¿Dónde comprar un tensiómetro barato?

Puedes encontrar tensiómetros en:

  • Farmacias y parafarmacias
  • Supermercados
  • Tiendas online

En nuestra tienda online te garantizamos el mejor precio en tu compra. Todas se tramitan a través de Amazon, que ofrece el precio más competitivo y las garantías más altas.

¿Cómo utilizar un tensiómetro?

Ya que los más usados son los tensiómetros digitales de brazo (por su fiabilidad y precisión), vamos a explicar el uso de estos.

Su uso es tan simple que hasta una persona de avanzada edad podría manejarlo sin problemas.

Lo primero que debes hacer es colocarte el brazalete en el brazo. El lugar idóneo es un poco por encima del codo (entre 2 y 3cm), para conseguir un mejor contacto con la arteria.

Si el tensiómetro es manual, deberás inflarlo con la pera poco a poco, sino, basta con darle al botón de “Comenzar” para que se infle aumentando la presión hasta el punto óptimo.

Una vez inflado, el aparato dejará escapar el aire del brazalete, de tal forma que un indicador (instrumento para medir) registra la medida de la presión arterial. En la gran mayoría de los tensiómetros de uso casero, los indicadores son pantallas digitales (electrónicas) que facilitan la lectura de los datos.

¿Qué significan los números que aparecen?

Cuando medimos la presión arterial vamos a obtener dos mediciones.

El primero número, situado en la parte de arriba de la pantalla indica la presión sistólica. Esta es la presión arterial cuando el corazón late y bombea la sangre a través de las arterias. Cuando el corazón bombea sangre, esta cifra es mayor, por lo tanto el número sistólico es siempre más elevado.

El segundo número, situado en la parte de debajo de la pantalla, indica la presión diastólica. Esta es la presión arterial entre latidos cardíacos; esto es, cuando el corazón está en “reposo” y no bombea sangre. Cuando ocurre esto la presión arterial es más baja, por lo tanto el número diastólico es siempre más bajo.

En el siguiente video explicativo, podemos ver de una forma más representativa la forma de proceder para tomarse la presión arterial. Como verás, es más simple de lo que puede parecer. Enciendes el aparato, introduces tu brazo en el brazalete y le das al botón de iniciar medición. El brazalete se hincha y te toma las lecturas.

El resumen, el tensiómetro, de forma muy básica, se compone de un brazalete que se hincha oprimiendo el brazo o la muñeca y la unidad digital que se encarga de traducir las lecturas del brazalete para ofrecer toda la información disponible para mostrar.

¿Cómo elegir la talla de brazalete?

Los tensiómetros de gama media solamente suelen incluir un brazalete de talla única dentro del pack. Por lo que si necesitas una talla más grande que se ajuste a tu medida, tendrás que comprar el brazalete por separado.

Si ya vamos a la gama superior, como por ejemplo el Omron M6 Comfort, contaremos con un brazalete cuyo tamaño comprende desde los 22 hasta los 42 centímetros de diámetro. Con estas medidas abarca su uso entre más del 95% de la población. Solamente estaría limitado para personas con una fuerte obesidad, que necesiten una talla mayor.

Si vas a comprar el brazalete por separado, debes conocer a qué medidas corresponden las diferentes tallas.

  • S: Talla para niños ➡ De 18 a 22 centímetros
  • M-L: Talla estándar para adulto ➡ De 22 a 32 centímetros.
  • XL: Talla para brazos gruesos ➡ De 32 a 46 centímetros.