Diferencias entre presión y tensión arterial

Aunque ambos términos son muy similares y se utilizan a menudo como sinónimos, la verdad es que no es así.

A continuación vamos a explicar la diferencia entre la presión y la tensión arterial.

La Tensión arterial

Conocemos por tensión arterial a la presión que ejercen los vasos sanguíneos sobre la sangre que circula por nuestro cuerpo.

La Presión arterial

La presión arterial es la presión o fuerza que realiza la sangre contra la pared de las arterias.

Gracias a esta presión ejercida, la sangre puede circular por los vasos sanguíneos aportando oxígeno y demás nutrientes a todos los órganos de nuestro cuerpo.

Para poder medir nuestro estado de salud y compararlo con los valores recomendados, la presión arterial se mide en milímetros de mercurio  (mm Hg), que es una unidad de presión.

Para medir la presión arterial se usan los tensiómetros.

Al realizar la medición, estos aparatos nos arrojan 3 valores:

  • Presión sistólica
  • Presión diastólica
  • Pulsaciones

La Presión sistólica

Corresponde a la presión que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando late el corazón.

La medida normal en adultos se sitúa en los 120 mm Hg.

La Presión diastólica

Corresponde a la presión que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón se relaja (estado de reposo).

La medida normal en adultos en 80 mm Hg,

Las Pulsaciones

Es la diferencia entre la presión sistólica y la presión diastólica.

En medicina se conoce como al pulso como la pulsación producida por la expansión de las arterias al circular la sangre que bombea el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *